lunes, 7 de julio de 2014

Mis andanzas por la Feria del Libro de Granada y de Sevilla. Entrevista en EsRadio Granada.

¡Hola, personicas! Tres mil quinientos sesenta y siete años y medio después de mis andanzas por las ferias del libro de Granada y de Sevilla, vengo con la crónica ilustrada de ambos eventos. Han sido las primeras ferias del libro en las que participo como autora en lugar de/aparte de como lectora ilusionada y con ansias de consumismo literario. La verdad es que todavía lo pienso y es como...


Para ir cronológicamente, empezaré por la de Granada.

Primero de todo, decir que nunca antes había estado en la FLG. Como este año estoy teniendo la suerte de vivir en esta ciudad, por fin me he podido permitir el lujo de visitarla. Y, la verdad, me ha sorprendido para bien. Como lectora encontré muchísimos stands, mucho esfuerzo en ofrecer actividades y eventos variopintos y editores y libreros que verdaderamente se volcaban en recomendarte el libro que más podía adecuarse a tus gustos e intereses. Como autora, encontré una organización totalmente abierta a ayudar y apoyar a los nuevos escritores y a la promoción de libros autopublicados. En ningún momento tuve problemas para conseguir un hueco en el programa y hacer una presentación de mi Ontromus.


La presentación tuvo lugar en el Centro de Exposiciones CajaGranada, en el mismo emplazamiento donde la feria tenía lugar (Puerta Real). Nos hizo un día estupendo y el sitio estaba muy bien preparado (muchas sillas, carteles, botellas de agua para los ponentes, fotógrafo... ¿Quién pide más?). La encargada de presentarme fue, una vez más, mi correctora y hermana Sara Corral (aunque en el programa constaba que el presentador iba a ser José Alberto Muñoz al final no pudo venir). La cosa fue fluída y cercana, pues como de costumbre había un puñado de buenos amigos y familia apoyándome desde los asientos; fue muy bonito poder hablar de mi libro en un lugar y evento como ese.





Después de presentar el libro y vender algunos ejemplares, tuve una sesión de firmas en la caseta de ídem de la feria. Perdonad mi pinta de vampiro en las fotos. Se me fue quitando el autobronceador a lo largo de la tarde y ahí ya se notaba mi pertenencia al mundo de las tinieblas Fue por culpa del flash.



En esta última foto salgo con David López Rodríguez, el autor de obras como Alma en Sumisión o Filippo, amor reencarnado. Nos conocimos en persona en esa misma Feria del Libro, porque fui a su presentación de esta última novela (¡que empezaré en cuanto acabe con Poniente!). Tengo la suerte de ser coautora junto con David y varios autores más en la antología de Romántica Histórica 152 rosas blancas; gracias a esto he conocido a este autor, que ha resultado ser un tío genial que ha ayudado mucho con la promoción de mi libro. Desde aquí le doy las gracias. Aquí podéis leer una opinión que escribió sobre mi novela.

Unos días después, me desplacé hasta mi amada Sevilla para asistir a la Feria del Libro en la que llevaba soñando firmar... qué se yo cuántos años ya. Cuesta asimilarlo cuando llevas tanto tiempo persiguiendo algo y al fin lo consigues. Lo único que sentí fue no poder quedarme a disfrutar de la feria al completo; me gusta vivir esas cosas con calma e integrarme de lleno en ellas, pero no disponía de demasiado tiempo este año. Aún así, me gustó la experiencia.




Hombre, mentiría si dijese que mi libro fue un superventas. De hecho, por culpa de la falta de tiempo no pude ni hacer un cartel en condiciones, y entre eso y que no soy precisamente muy conocida, la mayoría de la gente que pasaba por allí ni se daban cuenta de que estaba firmando y me preguntaban que cuánto costaba tal o cual cómic. Pero oye, al final vendí, ¡incluso conseguí convencer a una lectora que simplemente pasaba por allí para que se lo llevase! (Espero de corazón que no se arrepienta de su elección). Confieso que nunca he sido muy elocuente y que soy más amiga de las palabras a la hora de plasmarlas en un papel que de hablar, así que lo considero todo un logro.

Aparte, fue muy gracioso porque mientras estaba sentada en la caseta pasaron por allí unas chicas disfrazadas de Bella (La Bella y la Bestia) y Elsa (Frozen) clavadísimas a los personajes, que iban haciendo promoción de, creo recordar, eventos infantiles que organizaban ellas. La pobre Bella estaba teniendo problemas con los bajos de su vestido y Elsa se acercó pidiendo unas tijeras para hacerle un arreglo. Y allí se pusieron delante de nuestra caseta a hacer una sesión de costura exprés para que Bella pudiera seguir andando por ahí, que seguro que rodeada de tanto libro lo estaba pasando pipa. 

Oye, parece una tontería pero moló. Encontrarse cosplays currados espontáneamente siempre mola, y si es de personajes Disney tanto mejor.

Él no es de Disney, pero lo aprueba.

Ah, también me encontré por ahí a Miguel Albandoz (La cultura para el que la digiera), a quien conocía de Facebook pero que nunca había visto en persona. 

Ya por último, comento que poco antes de la presentación en Granada colaboré en el programa "Dirección Granada" (de EsRadio Granada), dirigido por el Cheff Essieri. En él hablé un poco sobre mi libro y asistí a varias lecturas muy interesantes. Lo pasé genial; nunca había estado en un programa de radio como invitada. Si queréis escucharlo, tenéis el programa completo aquí.



Creo que con esto va todo. Mil perdones por haber tardado tanto en escribir esta crónica: volveré pronto con más noticias y eventos. ¡Un abrazo!

Celia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada